¿Y por qué no actualizas el Livejournal?

The me.
¡Buena idea, línea del título!

¿Cómo te va? Espero que bien. Siempre dejo abandonado este lugar por meses, y después regreso llorando y balbuceando "BLUH BLUH PROMETO ACTUALIZAR EL LIVEJOURNAL MÁS SEGUIDO BLLLLL". Y el ciclo de la vida se repite una y otra vez. Pero bueno, ya debes haberte dado cuenta de eso.

¡Adivina quién acaba de destruir su perfil de Facebook! Ese lugar no me traía más que desgracias, aprovechándose de mis inseguridades y todo eso ¡Incluso hice un dibujo para conmemorar el momento!


¡Apenas me estoy dando cuenta que olvidé ponerle las rayitas al traje! ¡Duh!

Verás, es una referencia a Team Fortress 2, es divertido. Aquí está mi perfil de Steam, por si un día gustas jugar a tirar balazos con tu servidor.

Aunque bueno, hay que ser sinceros. No creo que pueda jugar mucho en el futuro inmediato: el lunes regreso a clases, con todo y el peor horario escolar en la historia de México ¿Qué clase de demente mete un horario de once de la mañana a siete de la noche? Un demente de categoría pentarito, obviamente. Pero pues a lo hecho pecho, ya lavé mi bata de laboratorio. Let's do some science.

Muy bien, nos vemos después. Tengo que aclimatarme a dormirme temprano y despertarme ídem. Eso, y tengo una inflamación en la garganta un tanto molesta ¡Sillas!

Tags:

Do you think it's rad to have depression?

Negative man
El modus operandi de la depresión consiste en que, no importa cuán "feliz" o lo "satisfecho" or what have you te sientas, terminas sintiéndote triste. Es lo que hace la enfermedad. However, hay momentos especiales (mágicos, incluso podríamos llamarles), en los que el Universo termina alinéandose de manera tan armónica para darte un patadón en el autoestima que podrías haberlo sentido incluso sin estar bajo la influencia de algún tipo de depre.

No me hagas caso, ando rosado. Y tengo ampollas en la lengua (¿Serán una secuela del dengue? (Ah, porque hace tiempo tuve a bien contagiarme de dengue (¿No te conté? (Perdón... (Ya sabes, el tuíter))))).



The me.
Perdón por dejarte abandonado tanto tiempo, Livejournal. Estos últimos días han estado muy cargados de tarea. En fin, hace tiempo terminé un jueguito en tu gemelo malvado, y quiero compartirlo también contigo. Consistía en poner un vínculo a una canción diferente durante treinta días, cada día con una temática diferente según una lista pre-establecida. Podría iniciarlo de nuevo, pero ya tenemos la lista preparada, igual que en los programas de cocina. Eficiencia al 100%.

Énigüeis...
Tell me more, tell me more~Collapse )

Holy Toledo! No pensaba invertir tantos caracteres escribiendo esto (ya ves, el tuíter me tiene malacostumbrado). En fin, espero ahora sí poder bloguear con la constancia que solía hacerlo ¿Crees que pueda lograrlo? ¡Averigüémoslo... juntos!

My tweets

Suddenly!

¿...Y a qué horas me pidió permiso de publicar esta madre? Malditos servicios que hacen lo que se les antoja.

Tags:

The me.
Si has estado checando mi actividad en el Phasebück, probablemente te has dado cuenta de dos cosas: mi vida es absurdamente aburrida, y últimamente he estado trabajado en algo que sólo he definido con el ambíguo nombre la traducción. Pues bien, después de dos meses de traducción, treinta y tres horas de edición (no consecutivas), y  más de cincuenta y cinco mil caracteres, creo que el mundo está listo para recibir los frutos de mi esfuerzo. Básicamente, traduje a nuestro idioma (bueno, al mío) la novela ligera NHKにようこそ!  o Bienvenido a la N.H.K., para los cuates. Antes de que me lo preguntes, no, no sé leer japonés. Mis conocimientos de este idioma se limitan a saber que la letra que parece un ojito se pronuncia "no". Entonces (antonces) preguntarás "¿¡Entonces cómo la tradujiste!? ¿Usaste Babelfish, verdad?". No, no usé Béiblfish. Recurrí a un método aún más cuestionable: la traduje del inglés ¿Cómo puedo saber qué tan apegada está esa traducción al trabajo original? No sé. A veces esta pregunta no me deja dormir por las noches. En fin, ahistá:

ACTUALIZACIÓN: Acabo de subir una nueva versión del archivo. Corregí unos cuantos typos (¡Gracias!) y edité unos cuantos párrafos de los primeros capítulos. Si bajaste la versión anterior, te recomiendo que mejor la borres y bajes esta. Está más bonita.

Casi todo el trabajo de edición fue realizado entre las once de la noche y las tres de la mañana, así que si encuentras algún error tipográfico o algo así, por favor, házmelo saber dejando un comentario en esta entrada. Órale pues. Y nomás para estar seguros, aquí va una Advertencia: Muchas de las situaciones descritas en esta novela van de lo cuestionable a lo descaradamente ilegal. El traductor (o séase yo, o séase pentarito ) no está intentando fomentar ninguna de estas actividades ¡No quiero que el ejército me despierte a la mitad de la noche!